¿La gente seguiría yendo a la parroquia de un sacerdote acusado de abusos así como algunos seguirán viendo House of Cards? No me hubiera imaginado ni por asomo el nivel de oscuridad de las acusaciones que pesan sobre el actor estadounidense Kevin Spacey, ganador del Oscar y (¿ex?) protagonista de la popular serie de Netflix […]

Leer nota completa en ACI Prensa