Cardenal Pell, acusado de abuso
El Cardenal australiano George Pell, uno de los cardenales elegidos por el papa para la reforma de la Curia Romana, ha sido encarcelado por acusaciones de abuso sexual contra dos menores hace 20 años, lo que ha sido un escándalo mundial. El Cardenal Pell ha sido perseguido con todo tipo de denuncias desde hace muchos años en su país, de las cuales ha sido de todas exonerado. Pell es un líder moral fuerte, conservador y fiel a la doctrina de la Iglesia en temas de moral sexual, matrimonial y defensa de la vida. Por este motivo tiene muchos enemigos políticos en un país tan secularizado como Australia. Recientemente fue nombrado por Francisco para hacerse cargo de las finanzas del Banco Vaticano, donde Pell ha hecho un trabajo implacable, sencillo y audaz, lo que también le ha traído enemigos dentro de la Iglesia. Numerosos periodistas australianos afirman que hay muchas inconsistencias y faltas de lógica en el juicio del cardenal, y que todo indica que se trata de una conspiración y caza de brujas, con posibles conexiones entre Italia y Australia. Mientras tanto George Pell se declara inocente y espera en oración, confiando en la justicia divina.

Internet, creador de confusión
Los críticos de internet afirman que la red global altera la realidad del mundo. En internet las relaciones se vuelven efímeras, las imágenes y los sonidos se pueden editar y volver a ensamblar y así, las cosas se pueden presentar como “otras cosas”. Si alguna persona quiere creer que la tierra es plana o que está dirigida por extraterrestres, puede encontrar una comunidad en internet que apoye su fantasía. El trangenderismo, por ejemplo, que niega la naturaleza del hombre y la mujer y todo sentido común, se ha convertido en un dogma público impuesto por unos cuantos. O si se quiere destruir a una persona o institución, se puede lograr fácilmente con “fake news” que fabrican leyendas negras. La política también se convierte en demagogia y manipulación descarada. El resultado es que el mundo aparece como una realidad inestable y en la que abunda la falsedad. Trigo y cizaña conviven mezclados. El fin de todo esto puede ser un caos cultural. Es preciso, entonces, tomar cierta distancia de las realidades virtuales electrónicas y de internet, y concentrarnos más en el mundo real, así como buscar comunidades humanas basadas en verdades fundamentales sobre la vida humana.

Maltrato animal
La Fiscalía de Justicia del Estado de México ha establecido que el maltrato animal se castigará con una pena de seis meses a dos años de prisión. Esto por causar lesiones a los animales que no sean una plaga. Alegan los legisladores de ese Estado que los animales son seres “sintientes” y que por ello son sujetos de derechos. ¿Significa esto que pronto deberá terminar la pesca con caña, la caza deportiva, las corridas de toros, el consumo de langosta o las charreadas, tan mexicanas, tan nuestras? La ley es absurda. Dice Francis Wolff: “Si se prohibieran todas las actividades humanas que tuvieran como efecto el sufrimiento de un animal, habría que prohibir un importante número de ritos religiosos, de actividades de ocio, y hasta prácticas gastronómicas, incluyendo el consumo normal de pescado y de carne, que implica generalmente estrés, dolor e incomodidad para las especies afectadas”. Además quienes piensan que los animales son sujetos de derechos, también deberían de creer que son sujetos de deberes, lo cual es ridículo. El hombre tiene el deber de cultivar la creación y administrarla, distinguiendo la jerarquía de los seres donde los animales son inferiores al hombre y están a su servicio.

Ver en el Blog del Padre Hayen