El 21 de septiembre de 1953 el entonces joven Jorge Mario Bergoglio tuvo una intensa experiencia espiritual en la que se sintió llamado a confesarse. Ese día descubrió su llamado a la vocación sacerdotal. Hoy, 64 años después, el Papa Francisco ha reflexionado sobre San Mateo, aquel a quien la Iglesia celebra en esta fecha y […]

Leer nota completa en ACI Prensa