El miedo domina nuestros días. Hay violencia en las calles, terrorismo en ciertos países, epidemias y enfermedades. Y para muchos existe el miedo a la muerte. ¿Cómo podemos vencer nuestros miedos?

Las personas creyentes en Dios son, según estudios que se han hecho, personas que suelen caminar por la vida con más confianza y seguridad. Hay una fuerza interior que los sostiene y los hace capaces de vencer toda clase de pruebas. Las personas que ponen su confianza en Dios se sienten como pájaros cuyo nido son las manos de un Padre amoroso que cuida sus vidas.

Si tienes miedo de que otras personas te juzguen y te critiquen, preocúpate mejor de lo que Dios piensa de ti; busca tener tu conciencia en paz y trata de agradar a Dios con tu conducta.

Si tienes miedo a los que matan el cuerpo, es decir, a la violencia en las calles, a los accidentes, a la enfermedad, a la vejez o a la muerte, no te concentres demasiado en estas cosas, y recuerda que tienes un alma inmortal que debes cultivar y embellecer. La amistad con Dios será tu seguridad.

Y si tienes miedo a que tu vida no valga porque no tienes dinero o porque has fracasado, recuerda que eres precioso a los ojos de Dios. Eres un hijo de Dios y eso es lo que verdaderamente importa.

Ver en el Blog del Padre Hayen