Durante una fiesta, una mujer, Juana, se “tropezó” y se cayó. Ella nos aseguró que todo estaba bien y que se había tropezado porque tenía zapatos nuevos (le preguntaron si quería que se llamase a una ambulancia, pero ella dijo que no). Se aseguraron de que todo estaba bien y le trajeron un nuevo plato de comida. Aunque Juana parecía un poquito desorientada, continuó divirtiéndose el resto de la noche. Más tarde esa noche, su esposo llamó diciendo que Juana había sido internada en un hospital porque había sufrido una embolia/derrame cerebral. Unas horas después ella había fallecido.

Juana había sufrido una embolia durante la fiesta pero nadie supo reconocer los síntomas. Si alguien hubiera reconocido los síntomas y cómo identificar una embolia, quizás Juana estuviera con nosotros hoy. Algunos no mueren, pero continúan viviendo una vida sin esperanza. Lo importante es hacer algo lo más pronto posible.

Un neurólogo dice que si él puede ver/atender a una víctima de una embolia en menos de 3 horas, puede totalmente invertir/revocar los efectos de una embolia en su totalidad. Dice que el secreto está en reconocer la embolia, diagnosticarla y hacer que el paciente reciba atención médica en menos de 3 horas, lo que a veces es difícil.

Cómo reconocer una embolia
A veces los síntomas de una embolia son difíciles de identificar. Desafortunadamente la falta de conciencia de cómo identificar una embolia significa desastre. La víctima de una embolia puede sufrir grave daño en el cerebro mientras la gente que está cerca no consigue reconocer los síntomas de una embolia. Ahora los médicos dicen que cualquier persona puede reconocer sencillamente una embolia haciendo tres simples preguntas:

H: Pídale a la persona que hable y diga una simple oración Coherentemente). (Por ejemplo: Hoy hace mucho calor)

L: Pídale a la persona que levante los dos brazos.

S: Pídale a la persona que sonría.

Si la persona tiene dificultad con cualquiera de estas tareas, llame a una ambulancia inmediatamente o llame a un número de emergencia y describa estos síntomas a la enfermera o al médico.

Nueva señal de embolia: sacar la lengua.
Otro signo o señal de embolia es ésta: pídale a la persona que saque (o que le muestre) la lengua. Si la lengua esta “torcida”, si se va a un lado o al otro, eso es también señal de una embolia. Si así ocurre, llame inmediatamente a una ambulancia y a su médico para que le describa los signos. Si usted actúa inmediatamente una vida podría ser salvada.

Ver en el Blog del Padre Hayen