Hace pocos días un grupo de académicos y sacerdotes publicó una “corrección filial” (Correctio Filialis) al Papa, acusándolo de apoyar “directa o indirectamente” siete herejías. Baste decir que el Papa nunca ha dicho cosa alguna de las que se le acusan. Y ese es todo el interés que se le debe dar al documento en cuestión. […]

Leer nota completa en ACI Prensa