Eclesiástico 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 (1) Muchos y grandes dones hemos recibido de la Ley y los Profetas (2) y los demás que los siguieron (3) por los que Israel merece alabanza de sabio e instruido. (4) Y como no basta que sus lectores aprendan, (5) sino que deben ser capaces de ayudar a los de fuera, (6) de palabra y por escrito. (7) Mi abuelo Jesús, después de dedicarse intensamente (8) a leer la Ley, (9) los Profetas (10) y los restantes libros paternos, (11) y de adquirir un buen dominio de ellos, (12) se decidió a componer por su cuenta algo en la línea de la sabiduría e instrucción, (13) para que los deseosos de aprender, familiarizándose también con ello, (14) pudieran adelantar en una vida según la Ley. (15) Te ruego, pues, (16) que leas con atención (17) y benevolencia (18) y que seas indulgente (19) si, a pesar de mi esfuerzo, (20) no he acertado con la traducción de algunas frases. (21) Pues no conserva el mismo sentido (22) lo que se expresó originalmente en hebreo, traducido a otra lengua. (23) Y no sólo este libro, (24) sino también la Ley y los Profetas (25) y los restantes libros (26) son muy distintos en su lengua original. (27) El año treinta y ocho del reinado de Benefactor (28) vine a Egipto, donde pasé una temporada. (29) Y como tuve buena ocasión de aprender, (30) me pareció necesario aportar también mi trabajo y esfuerzo a traducir este libro, (31) y así dediqué muchas vigilias y todo mi saber, (32) durante este período, (33) a completar y publicar el libro, (34) en beneficio de los emigrantes deseosos de aprender (35) y predispuestos por sus costumbres (36) a vivir según la Ley. Toda sabiduría viene del Señor y está con él eternamente.
  • 2 La arena de las playas, las gotas de la lluvia, los días de los siglos: ¿quién los contará?
  • 3 La altura del cielo, la anchura de la tierra, la profundidad del Abismo: ¿quién las medirá?
  • 4 La sabiduría fue creada antes que todo lo demás, la inteligencia y la prudencia antes de los siglos.
  • 5
  • 6 La raíz de la sabiduría, ¿a quién se reveló?; los secretos de sus obras ¿quién los conoció?
  • 7
  • 8 Uno solo es sabio e impone respeto: el Señor, que está sentado en su trono.
  • 9 Él fue quien creó la sabiduría, la conoció, la midió, y la derramó sobre todas sus obras;
  • 10 la repartió entre los vivientes, según su generosidad; se la regaló a los que lo aman.
  • 11 Respetar al Señor es gloria y honor, es gozo y corona de júbilo;
  • 12 respetar al Señor alegra el corazón, trae gozo, alegría y vida larga.
  • 13 Quien respeta al Señor acabará bien, el día de su muerte lo bendecirán.
  • 14 El principio de la sabiduría es respetar al Señor: ella es creada junto con los fieles en el seno materno.
  • 15 Puso entre los hombres su hogar y se mantiene fielmente con su descendencia.
  • 16 La plenitud de la sabiduría es respetar al Señor: con sus frutos embriaga a sus fieles;
  • 17 llena de tesoros toda su casa y con sus productos los graneros.
  • 18 La corona de la sabiduría es respetar al Señor: sus brotes son la paz y la salud.
  • 19 Dios hace llover la inteligencia y la prudencia, y exalta la gloria de los que la poseen.
  • 20 La raíz de la sabiduría es respetar al Señor, y sus ramas son una vida larga.
  • 21
  • 22 El injusto apasionado no quedará sin castigo, porque el ímpetu de la pasión lo hará caer.
  • 23 El hombre paciente aguanta hasta el momento oportuno, y al final su recompensa es la alegría;
  • 24 hasta el momento oportuno oculta lo que piensa: por eso la gente alabará su prudencia.
  • 25 Tesoro de sabiduría son las sentencias proverbiales, pero el pecador aborrece la religión.
  • 26 Si deseas la sabiduría, guarda los mandamientos, y el Señor te la concederá;
  • 27 porque el respeto del Señor es sabiduría y educación, y se complace en la fidelidad y la humildad.
  • 28 No seas falso en el respeto del Señor, no te acerques a él con doblez de corazón;
  • 29 no seas hipócrita en tu trato con los hombres, vigila tus labios;
  • 30 no te alabes a ti mismo, porque caerás y traerás deshonra sobre tu persona; el Señor descubrirá lo que ocultas y te humillará en medio de la asamblea; porque te acercaste sin respetar al Señor mientras tu corazón estaba lleno de falsedad.


5.
Este versículo, lo mismo que los vs. 7 y 21 faltan en los mejores manuscritos.

6. Ver Job_28:12-23 ; Pro_8:22-31 ; Bar_3:20-32 .

15. Ver 24. 7-14; Pro_8:3 ; Bar_3:37-38 .

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.