Sabiduría 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 Amad la justicia, los que regís la tierra; pensad correctamente del Señor y buscadlo con corazón entero.
  • 2 Lo encuentran los que no exigen pruebas y se revela a los que no desconfían.
  • 3 Los razonamientos retorcidos alejan de Dios, y su poder, sometido a prueba, pone en evidencia a los necios.
  • 4 La Sabiduría no entra en alma de mala ley ni vive en un cuerpo entregado al pecado.
  • 5 El espíritu educador y santo rehúye la estratagema, se aparta de los razonamientos sin sentido y se rinde ante el asalto de la injusticia.
  • 6 La Sabiduría es un espíritu amigo de los hombres que no deja impune al deslenguado; Dios penetra sus entrañas, vigila puntualmente su corazón y escucha lo que dice su lengua.
  • 7 Porque el Espíritu del Señor llena la tierra y, como da consistencia al universo, no ignora ningún sonido.
  • 8 Por eso quien habla impíamente no tiene escapatoria, no podrá eludir la acusación de la justicia.
  • 9 Se indagarán los planes del impío, el informe de sus palabras llegará hasta el Señor y quedarán probados sus delitos,
  • 10 porque un oído celoso lo escucha todo y no le pasan inadvertidos cuchicheos ni protestas.
  • 11 Guardaos, por tanto, de protestas inútiles y absteneos de la maledicencia; no hay frase solapada que caiga en el vacío; la boca calumniadora mata.
  • 12 No os procuréis la muerte con vuestra vida extraviada ni os acarreéis la perdición con las obras de vuestras manos;
  • 13 Dios no hizo la muerte ni goza destruyendo a los vivientes.
  • 14 Todo lo creó para que subsistiera; las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte ni el Abismo impera en la tierra.
  • 15 Porque la justicia es inmortal.
  • 16 Los impíos la invocan con obras y palabras, se consumen por ella, creyéndola su amiga; hacen pacto con ella, pues merecen ser de su partido.


3.
El "Poder" es la personificación de la soberanía de Dios, que actúa en el mundo y dirige el curso de los acontecimientos. Este "Poder" divino es constantemente "puesto a prueba", es decir, desafiado por la insensatez e injusticia de los hombres.

5. Varios pasajes muestran que el autor no establece una neta distinción entre el "espíritu" y la "Sabiduría". Uno y otra expresan diversos aspectos de la actividad de Dios en la creación. Aquí el "espíritu" es llamado "educador", porque su actividad en el interior del hombre es la que le da el conocimiento de los designios divinos (9. 17).

7. "Mantiene unidas todas las cosas": esta expresión, tomada de la filosofía griega, presenta al "espíritu" como la fuerza divina que asegura la unidad, la armonía y la cohesión interna del universo.

12. La verdadera "muerte", según el libro de la Sabiduría, no es la destrucción del "cuerpo corruptible" (9. 15), sino la muerte espiritual, que es consecuencia del pecado y lleva a la perdición eterna. Por eso, nunca se habla de la "muerte" del justo, sino de su "fin" (4. 17), de su "partida" (3. 2), de su "alejamiento" (3. 3) o de su "traslado" de este mundo (4. 10).

16. Ver Isa_28:15 .

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.