1 Timoteo 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 De Pablo, apóstol de Cristo Jesús por disposición de Dios salvador nuestro y de Cristo Jesús nuestra esperanza,
  • 2 a Timoteo, hijo suyo engendrado por la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús Señor nuestro.
  • 3 Como te encargué cuando salía para Macedonia, quédate en Éfeso para avisar a algunos que no enseñen doctrinas extrañas,
  • 4 ni se dediquen a fábulas y genealogías interminables, que favorecen las controversias y no el plan de Dios basado en la fe.
  • 5 El objetivo de esta exhortación es el amor que brota de un corazón limpio, de una buena conciencia y una fe no fingida.
  • 6 Al desviarse de ello, algunos se han perdido en discursos vanos,
  • 7 pretendiendo ser doctores de la ley, sin saber lo que dicen ni entender lo que dogmatizan.
  • 8 Nos consta que la ley es buena, con tal de que se tome como ley:
  • 9 reconociendo que la ley no se dicta para los honrados, sino para rebeldes e insumisos, impíos y pecadores, irreligiosos y profanadores, parricidas y matricidas, asesinos,
  • 10 fornicarios e invertidos, secuestradores, estafadores, perjuros, y cuanto se opone a una sana enseñanza,
  • 11 en armonía con la Buena Noticia que me han encomendado del Dios glorioso y bienaventurado.
  • 12 Doy gracias a Cristo Jesús Señor nuestro, el cual siendo yo antes blasfemo, perseguidor e insolente, me fortaleció, se fio de mí y me tomó a su servicio;
  • 13 me tuvo compasión porque yo lo hacía por ignorancia y falta de fe.
  • 14 El Señor nuestro me dio gracia abundante, con la fe y el amor de Cristo Jesús.
  • 15 Este mensaje es de fiar y digno de ser aceptado sin reservas: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.
  • 16 Por esto Cristo Jesús me tuvo compasión, para empezar conmigo a mostrar toda su paciencia, dando un ejemplo a los que habrían de creer y conseguir vida eterna.
  • 17 Al Rey de los siglos, al Dios único, inmortal e invisible, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.
  • 18 Te encomiendo esta instrucción, Timoteo, hijo mío, de acuerdo con lo que predijeron de ti algunas profecías, para que, apoyado en ellas, pelees el noble combate,
  • 19 con fe y buena conciencia. Al abandonarlas, algunos naufragaron en la fe.
  • 20 Entre ellos se cuenta Himeneo y Alejandro: los he entregado a Satanás para que aprendan a no blasfemar.


2.
Ver Hec_16:1 .

9. La Ley "no fue establecida para los justos": esta expresión significa que la Ley interviene para reprimir un desorden existente (Rom. 7). El que es verdaderamente justo está animado en su interior por el amor, que es la plenitud de la Ley, y por eso obra el bien espontáneamente, sin necesidad de ser coaccionado o sancionado por ningún precepto. Ver Rom_13:8-10 ; Gal_5:14 .

15. "Es doctrina cierta y digna de fe": expresión característica de las Cartas pastorales, que sirve para llamar la atención sobre fórmulas catequéticas o litúrgicas que deben ser retenidas cuidadosamente, porque expresan con precisión algún tema importante de la fe cristiana.

20. "A quienes entregué a Satanás": ver nota 1Co_5:5 .

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.