Hechos 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 En la primera parte, querido Teófilo, conté todo lo que Jesús hizo y enseñó desde el principio
  • 2 hasta que, después de dar instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había elegido, fue llevado al cielo.
  • 3 Se les había presentado vivo durante cuarenta días, después de su pasión, con muchas pruebas, mostrándose y hablando del reinado de Dios.
  • 4 Estando comiendo con ellos, les encargó que no se alejaran de Jerusalén sino que esperaran lo prometido por el Padre: Lo que me habéis escuchado les dijo
  • 5 que Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados dentro de poco con Espíritu Santo.
  • 6 Estando ya reunidos le preguntaban: Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar la soberanía de Israel?
  • 7 Les contestó: No os toca a vosotros saber los tiempos y circunstancias que el Padre ha fijado con su exclusiva autoridad.
  • 8 Pero recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros, y seréis testigos míos en Jerusalén, Judea y Samaría y hasta el confín del mundo.
  • 9 Dicho esto, en su presencia se elevó y una nube se lo quitó de la vista.
  • 10 Seguían con los ojos fijos en el cielo mientras él se marchaba, cuando dos personajes vestidos de blanco se les presentaron
  • 11 y les dijeron: Hombres de Galilea, ¿qué hacéis ahí mirando al cielo? Este Jesús, que os ha sido arrebatado al cielo, vendrá como lo habéis visto marchar.
  • 12 Entonces se volvieron a Jerusalén desde el monte de los Olivos, que dista de Jerusalén tan sólo un camino de sábado.
  • 13 Cuando llegaron, subieron al piso superior donde se alojaban: Pedro y Juan, Santiago y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Santiago de Alfeo, Simón el Zelota y Judas de Santiago.
  • 14 Todos ellos, con algunas mujeres, la madre de Jesús y sus parientes, persistían unánimes en la oración.
  • 15 Un día de aquellos Pedro se puso de pie en medio de los hermanos, ciento veinte personas reunidas, y dijo:
  • 16 Queridos hermanos, tenía que cumplirse lo que el Espíritu Santo profetizó por medio de David acerca de Judas, el que guió a los que arrestaron a Jesús,
  • 17 que era uno de los nuestros y compartía nuestro ministerio.
  • 18 Con la paga de su iniquidad compró un terreno, cayó cabeza abajo, reventó por medio y se le salieron las entrañas.
  • 19 Todos los vecinos de Jerusalén se enteraron, de modo que el terreno se llama en su lengua Akeldama, es decir Campo de Sangre.
  • 20 Ya que está escrito en el libro de los Salmos: Quede su morada despoblada sin que nadie la habite, y que su puesto lo ocupe otro.
  • 21 Es necesario, pues, que uno de los que nos acompañaron mientras el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros,
  • 22 desde el bautismo de Juan hasta que nos fue arrebatado, sea constituido junto a nosotros testigo de su resurrección.
  • 23 Designaron a dos: José, llamado Barsabas, apodado Justo, y Matías.
  • 24 Después rezaron así: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, indícanos a cuál de los dos eliges
  • 25 para ocupar el puesto de este ministerio apostólico, que Judas abandonó para marchar al lugar que le correspondía.
  • 26 La suerte tocó a Matías y fue incorporado a los once apóstoles.


1.
"Teófilo": ver nota Luc_1:3 .

5. "Bautizados en el Espíritu Santo": esa expresión designa figurativamente la efusión del Espíritu en Pentecostés.

6. Los Apóstoles, que compartían algunas esperanzas mesiánicas demasiado terrenas, pensaban que el Mesías iba a restablecer de inmediato la dinastía davídica y la gloria temporal de Israel. Ver Mat_20:20-21 .

12. El descanso sabático permitía recorrer en sábado la distancia de un kilómetro aproximadamente.

13. "Zelote": ver nota Luc_6:15 .

14. "Hermanos": ver nota Mat_12:46 .

16-19. Ver Mat_27:3-8 .

20. Sal_69:26 ; Sal_109:8 .

26. "Echaron suertes": este recurso era frecuente en el Pueblo judío para conocer la voluntad de Dios. Ver Jos_7:14 ; 1Sa_14:41-42 ; Luc_1:8-9 .

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.