Lucas  1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 Puesto que muchos emprendieron la tarea de relatar los sucesos que nos han acontecido,
  • 2 tal como nos lo transmitieron los primeros testigos presenciales y servidores de la Palabra,
  • 3 también yo he pensado, ilustre Teófilo, escribirte todo por orden y exactamente, comenzando desde el principio;
  • 4 así comprenderás con certeza las enseñanzas que has recibido.
  • 5 En tiempo de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del grupo de Abías; su mujer era descendiente de Aarón y se llamaba Isabel.
  • 6 Los dos eran rectos a juicio de Dios y procedían sin falta, de acuerdo con los mandatos y preceptos del Señor.
  • 7 No tenían hijos, porque Isabel era estéril y los dos de edad avanzada.
  • 8 Una vez que, con los de su grupo, oficiaba ante Dios,
  • 9 según el ritual sacerdotal, le tocó entrar en el santuario para ofrecer incienso.
  • 10 Mientras todo el pueblo quedaba fuera orando durante la ofrenda del incienso,
  • 11 se le apareció un ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso.
  • 12 Al verlo, Zacarías se asustó y quedó desconcertado.
  • 13 El ángel le dijo: No temas, Zacarías, que tu petición ha sido escuchada, y tu mujer Isabel te dará un hijo, a quien llamarás Juan.
  • 14 Te llenará de gozo y alegría y muchos se alegrarán de su nacimiento.
  • 15 Será grande a juicio del Señor; no beberá vino ni licor. Estará lleno de Espíritu Santo desde el vientre materno
  • 16 y convertirá a muchos israelitas al Señor su Dios.
  • 17 Irá por delante, con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con los hijos, a los rebeldes con el sentir de los honrados; así preparará para el Señor un pueblo bien dispuesto.
  • 18 Zacarías respondió al ángel: ¿Qué garantía me das de eso? Pues yo soy anciano y mi mujer de edad avanzada.
  • 19 Le replicó el ángel: Yo soy Gabriel, que sirvo a Dios en su presencia: me ha enviado a hablarte, a darte esta Buena Noticia.
  • 20 Pero mira, quedarás mudo y sin poder hablar hasta que eso se cumpla, por no haber creído mis palabras que se cumplirán a su debido tiempo.
  • 21 El pueblo aguardaba a Zacarías y se extrañaba de que se demorase en el santuario.
  • 22 Cuando salió, no podía hablar, y ellos adivinaron que había tenido una visión en el santuario. Él les hacía señas y seguía mudo.
  • 23 Cuando terminó el tiempo de su servicio, volvió a casa.
  • 24 Algún tiempo después concibió Isabel su mujer, y se quedó escondida cinco meses, en ese tiempo pensaba:
  • 25 Así me ha tratado el Señor cuando dispuso remover mi humillación pública.
  • 26 El sexto mes envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret,
  • 27 a una virgen prometida a un hombre llamado José, de la familia de David; la virgen se llamaba María.
  • 28 Entró el ángel a donde estaba ella y le dijo: Alégrate, favorecida, el Señor está contigo.
  • 29 Al oírlo, ella se turbó y discurría qué clase de saludo era aquél.
  • 30 El ángel le dijo: No temas, María, que gozas del favor de Dios.
  • 31 Mira, concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamarás Jesús.
  • 32 Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre,
  • 33 para que reine sobre la Casa de Jacob por siempre y su reinado no tenga fin.
  • 34 María respondió al ángel: ¿Cómo sucederá eso si no convivo con un varón?
  • 35 El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te hará sombra; por eso, el consagrado que nazca llevará el título de Hijo de Dios.
  • 36 Mira, también tu pariente Isabel ha concebido en su vejez, y la que se consideraba estéril está ya de seis meses.
  • 37 Pues nada es imposible para Dios.
  • 38 Respondió María: Aquí tienes a la esclava del Señor: que se cumpla en mí tu palabra. El ángel la dejó y se fue.
  • 39 Entonces María se levantó y se dirigió apresuradamente a la serranía, a un pueblo de Judea.
  • 40 Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
  • 41 Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre; Isabel, llena de Espíritu Santo,
  • 42 exclamó con voz fuerte: Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre.
  • 43 ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?
  • 44 Mira, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura dio un salto de gozo en mi vientre.
  • 45 ¡Dichosa tú que creíste! Porque se cumplirá lo que el Señor te anunció.
  • 46 María dijo: Proclama mi alma la grandeza del Señor,
  • 47 mi espíritu festeja a Dios mi salvador,
  • 48 porque se ha fijado en la humildad de su esclava y en adelante me felicitarán todas las generaciones.
  • 49 Porque el Poderoso ha hecho proezas, su nombre es sagrado.
  • 50 Su misericordia con sus fieles continúa de generación en generación.
  • 51 Su poder se ejerce con su brazo, desbarata a los soberbios en sus planes,
  • 52 derriba del trono a los potentados y ensalza a los humildes,
  • 53 colma de bienes a los hambrientos y despide vacíos a los ricos.
  • 54 Socorre a Israel, su siervo, recordando la lealtad,
  • 55 prometida a nuestros antepasados, en favor de Abrahán y su linaje por siempre.
  • 56 María se quedó con ella tres meses y después se volvió a casa.
  • 57 Cuando a Isabel se le cumplió el tiempo del parto, dio a luz un hijo.
  • 58 Los vecinos y parientes, al enterarse de que el Señor la había tratado con tanta misericordia, se congratulaban con ella.
  • 59 Al octavo día fueron a circuncidarlo y lo llamaban como a su padre, Zacarías.
  • 60 Pero la madre intervino: No; se tiene que llamar Juan.
  • 61 Le decían que nadie en la parentela llevaba ese nombre.
  • 62 Preguntaron por señas al padre qué nombre quería darle.
  • 63 Pidió una tablilla y escribió: Su nombre es Juan. Todos se asombraron.
  • 64 Al punto se le soltó la boca y la lengua y se puso a hablar bendiciendo a Dios.
  • 65 Toda la vecindad quedó sobrecogida; lo sucedido se contó por toda la serranía de Judea
  • 66 y los que lo oían reflexionaban diciéndose: ¿Qué va a ser este niño? Porque la mano del Señor lo acompañaba.
  • 67 Su padre Zacarías, lleno de Espíritu Santo, profetizó:
  • 68 Bendito el Señor, Dios de Israel, porque se ha ocupado de rescatar a su pueblo.
  • 69 Nos ha suscitado una eminencia salvadora en la Casa de David, su siervo,
  • 70 como había prometido desde antiguo por boca de sus santos profetas:
  • 71 salvación de nuestros enemigos, del poder de cuantos nos odian,
  • 72 tratando con lealtad a nuestros padres y recordando su alianza sagrada,
  • 73 lo que juró a nuestro padre Abrahán, que nos concedería,
  • 74 ya liberados del poder enemigo, servirle sin temor en su presencia,
  • 75 con santidad y justicia toda la vida.
  • 76 Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque caminarás delante del Señor, preparándole el camino;
  • 77 anunciando a su pueblo la salvación por el perdón de los pecados.
  • 78 Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará desde lo alto un amanecer
  • 79 que ilumina a los que habitan en tinieblas y en sombras de muerte, que endereza nuestros pasos por un camino de paz.
  • 80 El niño crecía, se fortalecía espiritualmente y vivió en el desierto hasta el día en que se presentó a Israel.


3.
"Teófilo", que significa "amigo de Dios", era probablemente un hombre de elevada posición social. A él está dirigido también el libro de los Hechos de los Apóstoles. Ver Hec_1:1 .

5. "La clase sacerdotal de Abías" era la octava de las veinticuatro clases que se turnaban semanalmente en el servicio del Templo ( 1Cr_24:10 , 1Cr_24:19 ).

9. Este rito tenía lugar a diario por la mañana y por la tarde. Consistía en la renovación de las brasas y los perfumes que estaban sobre el altar del incienso, delante del Santo de los santos ( Exo_30:6-8 ).

15. El hecho de no beber bebidas alcohólicas evoca la idea del "nazireato" ( Num_6:1-8 ), que consistía en una consagración personal a Dios, mediante cierta separación del mundo, acompañada de una vida de abstinencia, pureza legal y austeridad.

17. Mal_3:23-24 ; Ecli. 48. 10-11. Ver notaMt. 11. 14.

18. Gen_15:8 .

25. "Lo que me avergonzaba": se refiere a la esterilidad, que en Israel era un deshonor ( Gen_30:23 ; 1Sa_1:5-8 ) y una especie de castigo ( 2Sa_6:16 , 2Sa_6:20-23 ).

32. "El Señor Dios le dará el trono de David, su padre": Dios había prometido a David una dinastía y un trono eternos ( 2Sa_7:16 ). Jesús es el Mesías, el "Hijo de David", que viene a dar cumplimiento a esa promesa divina. Ver nota Mat_1:1 .

34. De la pregunta de María se concluye con certeza que ella, de hecho, no tenía relaciones conyugales. Más aún, el texto parece sugerir la determinación de no tenerlas.

35. "Descender sobre" y "cubrir con su sombra" son dos expresiones que evocan la nube que cubría al Pueblo judío en el desierto, después que salió de Egipto, y que simbolizaba la presencia y el poder de Dios ( Exo_13:21-22 ). El Espíritu Santo "cubre con su sombra" a María en el momento de la encarnación, convirtiéndola en la Morada de la presencia divina ( Exo_40:34-38 ).

37. Gen_18:14 .

46. Este canto de la Virgen está inspirado en el canto de Ana, la madre del profeta Samuel ( 1Sa_2:1-10 ), y celebra la misericordia de Dios hacia los pobres y los humildes, así como también su poder y su fidelidad a las promesas hechas a los Patriarcas.

47. 1Sa_2:1 ; Hab_3:18 .

48. 1Sa_1:11 .

49. Sal_111:9 .

50. Sal_103:17-18 .

52. Job_12:19 ; Job_5:11 .

53. Sal_107:9 .

54. Isa_41:8-9 ; Sal_98:3 .

59. Por el rito de la circuncisión, que se realizaba a los ocho días del nacimiento, el recién nacido entraba a participar de la Alianza entre Dios y su Pueblo. Ver Gen_17:9-27 ; Lev_12:3 .

62. "Preguntaron por señas": esto da a entender que Zacarías, además de mudo, también había quedado sordo.

67. Este canto contiene un himno de acción de gracias (vs. 68-75) y una visión profética de la Nueva Alianza (vs. 76-79).

68. Sal_41:14 ; Sal_72:18 ; Sal_106:48 ; Sal_111:9 .

72. Lev_26:42 ; Sal_106:45 .

79. Isa_9:1 ; Isa_42:7 . Ver Jua_8:12 .

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.