Marcos 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 Comienza la Buena Noticia de Jesucristo. [Hijo de Dios.
  • 2 Tal como está escrito en la profecía de Isaías: Mira, envío por delante a mi mensajero para que te prepare el camino.
  • 3 Una voz clama en el desierto: Preparad el camino al Señor, allanad sus senderos.
  • 4 Así se presentó Juan en el desierto, bautizando y predicando un bautismo de arrepentimiento para el perdón de los pecados.
  • 5 Toda la población de Judea y de Jerusalén acudía a él, y se hacía bautizar por él en el río Jordán, confesando sus pecados.
  • 6 Juan llevaba un manto hecho de pelos de camello, con un cinturón de cuero en la cintura, y comía saltamontes y miel silvestre.
  • 7 Y predicaba así: Detrás de mí viene uno con más autoridad que yo, y yo no tengo derecho a agacharme para soltarle la correa de sus sandalias.
  • 8 Yo os bautizo con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.
  • 9 En aquel tiempo vino Jesús desde Nazaret de Galilea y se hizo bautizar por Juan en el Jordán.
  • 10 En cuanto salió del agua, vio el cielo abierto y al Espíritu bajando sobre él como una paloma.
  • 11 Se escuchó una voz del cielo que dijo: Tú eres mi Hijo querido, mi predilecto.
  • 12 Inmediatamente el Espíritu lo llevó al desierto,
  • 13 donde pasó cuarenta días sometido a pruebas por Satanás. Vivía con las fieras y los ángeles le servían.
  • 14 Cuando arrestaron a Juan, Jesús se dirigió a Galilea a proclamar la Buena Noticia de Dios.
  • 15 Decía: Se ha cumplido el plazo y está cerca el reinado de Dios. Arrepentíos y creed en la Buena Noticia.
  • 16 Caminando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes al lago, pues eran pescadores.
  • 17 Jesús les dijo: Veníos conmigo y os haré pescadores de hombres.
  • 18 Al punto, dejando las redes, le siguieron.
  • 19 Un trecho más adelante vio a Santiago de Zebedeo y a su hermano Juan, que arreglaban las redes en la barca.
  • 20 Inmediatamente los llamó. Y ellos dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron con él.
  • 21 Llegaron a Cafarnaún y el sábado siguiente entró en la sinagoga a enseñar.
  • 22 La gente se asombraba de su enseñanza porque lo hacía con autoridad, no como los letrados.
  • 23 Precisamente en aquella sinagoga había un hombre poseído por un espíritu inmundo, que gritó:
  • 24 ¿Qué tienes contra nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres tú: ¡el Consagrado de Dios!
  • 25 Jesús le increpó: ¡Calla y sal de él!
  • 26 El espíritu inmundo sacudió al hombre, dio un fuerte grito y salió de él.
  • 27 Todos se llenaron de estupor y se preguntaban: ¿Qué significa esto? ¡Una enseñanza nueva, con autoridad. Hasta a los espíritus inmundos les da órdenes y le obedecen.
  • 28 Su fama se divulgó rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.
  • 29 Después salió de la sinagoga y con Santiago y Juan se dirigió a casa de Simón y Andrés.
  • 30 La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo hicieron saber enseguida.
  • 31 Él se acercó a ella, la tomó de la mano y la levantó. Se le fue la fiebre y se puso a servirles.
  • 32 Al atardecer, cuando se puso el sol, le llevaron toda clase de enfermos y endemoniados.
  • 33 Toda la población se agolpaba a la puerta.
  • 34 Él sanó a muchos enfermos de dolencias diversas y expulsó a numerosos demonios, a los que no les permitía hablar, porque lo conocían.
  • 35 Muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, se levantó, salió y se dirigió a un lugar despoblado, donde estuvo orando.
  • 36 Simón y sus compañeros lo buscaron
  • 37 y cuando lo encontraron, le dijeron: Todos te están buscando.
  • 38 Les respondió: Vámonos de aquí a las aldeas vecinas, para predicar también allí, pues a eso he venido.
  • 39 Y fue predicando en sus sinagogas y expulsando demonios por toda Galilea.
  • 40 Se le acercó un leproso y [arrodillándose le suplicó: Si quieres, puedes sanarme.
  • 41 Él se compadeció, extendió la mano, lo tocó y le dijo: Lo quiero, queda sano.
  • 42 Al punto se le fue la lepra y quedó sano.
  • 43 Después le amonestó y le despidió encargándole:
  • 44 Cuidado con decírselo a nadie. Ve a presentarte al sacerdote y, para que le conste, lleva la ofrenda de tu sanación establecida por Moisés.
  • 45 Pero al salir, aquel hombre se puso a pregonarlo y a divulgar el hecho, de modo que Jesús ya no podía presentarse en público en ninguna ciudad, sino que se quedaba fuera, en despoblado. Y aun así, de todas partes acudían a él.


1.
~"Mesías", es decir, "ungido" o "consagrado por la unción" -en griego, "Cristo"- es el título que los judíos dan al Salvador esperado. Ver 8. 29.

2-3. Isa_40:3 . Ver nota Mat_3:3 .

4. Ver nota Mat_3:6 .

10. "Como una paloma": ver nota Mat_3:16 .

11. Ver Sal_2:7 ; Isa_42:1 .

12-13. Ver nota Mat_4:1 .

15. "El tiempo se ha cumplido": se trata del tiempo determinado en los designios de Dios para inaugurar su Reino.

21. "Sinagoga": ver nota Mat_4:23 .

22. Ver nota Mat_7:29 .

23. "Espíritu impuro": expresión común en la literatura judía, para designar al demonio.

43-44. Ver nota Mat_8:4 .

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.