Malaquías 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 Oráculo. El Señor dirigió la palabra a Israel por medio de Malaquías.
  • 2 Dice el Señor: Yo os amo. Vosotros objetáis: ¿En qué se nota que nos amas? Oráculo del Señor: ¿No eran hermanos Jacob y Esaú? Sin embargo, amé a Jacob
  • 3 y odié a Esaú, reduje sus montes a un desierto, su heredad a majadas de la estepa.
  • 4 Si Edom dice: Aunque estemos deshechos, reconstruiremos nuestras ruinas; el Señor Todopoderoso replica: Ellos construirán y yo derribaré. Y los llamarán Tierra Malvada, Pueblo de la Ira Perpetua del Señor.
  • 5 Cuando vosotros lo veáis con vuestros ojos, diréis: La grandeza del Señor desborda las fronteras de Israel.
  • 6 Honre el hijo a su padre, el esclavo a su amo. Pero si yo soy padre, ¿dónde queda mi honor?; si yo soy dueño, ¿dónde queda mi respeto? El Señor Todopoderoso os habla a vosotros: ¡Sacerdotes que despreciáis mi Nombre! Objetáis: ¿En qué despreciamos tu nombre?
  • 7 Traéis a mi altar pan manchado y encima preguntáis: ¿Con qué te manchamos? Con pretender que la mesa del Señor no importa,
  • 8 que traer víctimas ciegas no es malo, que traerlas cojas o enfermas no es malo. Ofrecédselas a vuestro gobernador, a ver si le agradan y os congraciáis con él dice el Señor Todopoderoso.
  • 9 Eso traéis, y ¿os vais a congraciar con él? Pues bien, dice el Señor Todopoderoso, aplacad a Dios para que os sea propicio.
  • 10 Ojalá alguien de vosotros os cerrara las puertas, para que no enciendan mi altar sin razón. Vosotros no me agradáis y no acepto la ofrenda de vuestras manos dice el Señor Todopoderoso.
  • 11 De levante a poniente es grande mi fama en las naciones, y en todo lugar me ofrecen sacrificios y ofrendas puras; porque mi fama es grande en las naciones dice el Señor Todopoderoso.
  • 12 Vosotros, en cambio, la profanáis cuando decís: La mesa del Señor está manchada y su comida no vale la pena.
  • 13 Decís: ¡Qué fatiga! Y encima resopláis dice el Señor Todopoderoso. Me traéis víctimas robadas, cojas, enfermas, y ¿voy a aceptarlas de vuestras manos? dice el Señor.
  • 14 Maldito el embustero que tiene un macho en su rebaño y ofrece una víctima castrada al Señor. Yo soy el Gran Rey y mi Nombre es respetado en las naciones dice el Señor Todopoderoso.


2-5.
Los oráculos de Malaquías presentan por lo general un mismo esquema. A la cuestión planteada por el profeta, el pueblo replica con una pregunta en la que expresa sus objeciones y sus dudas. A partir de esta pregunta, el profeta expone su pensamiento, insistiendo sobre todo en las consecuencias prácticas. Este procedimiento literario se inspira seguramente en la práctiva judicial.

3. La tradición bíblica considera a "Esaú" como el antepasado de Edóm, el enemigo ancestral de Israel ( Gen_25:29-30 ; Gen_36:8-9 ). Ver Rom_9:13 .

11. Después de señalar que el Señor reprueba los sacrificios ofrecidos en el Templo de Jerusalén, el profeta anuncia una renovación total del culto divino en los tiempos mesiánicos. Aunque Malaquías no específica de qué manera se va a producir esta renovación, él ya vislumbra el culto "en espíritu y en verdad" ( Jua_4:23 ) centrado en la Eucaristía.

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.