Isaías 1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén en tiempos de Ozías, de Yotán, de Acaz y de Ezequías, reyes de Judá.
  • 2 Oíd, cielos; escucha, tierra; que habla el Señor: Hijos he criado y educado, y ellos se han rebelado contra mí.
  • 3 Conoce el buey a su amo, y el asno el pesebre del dueño; Israel no conoce, mi pueblo no recapacita.
  • 4 ¡Ay gente pecadora, pueblo cargado de culpas, raza de malvados, hijos degenerados! Han abandonado al Señor, han despreciado al Santo de Israel.
  • 5 ¿Dónde seguiros hiriendo, si acumuláis delitos? La cabeza es una llaga, el corazón está agotado,
  • 6 de la planta del pie a la cabeza no queda parte ilesa: llagas, cardenales, heridas recientes, no exprimidas ni vendadas, ni aliviadas con ungüento.
  • 7 Vuestra tierra, devastada; vuestras ciudades, incendiadas; vuestros campos, ante vosotros, los devoran extranjeros. ¡Devastación como en la catástrofe de Sodoma!
  • 8 Y Sión, la capital, ha quedado como cabaña de viñedo, como choza de melonar, como ciudad sitiada.
  • 9 Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado un resto, seríamos como Sodoma, nos pareceríamos a Gomorra.
  • 10 Oíd la palabra del Señor, príncipes de Sodoma; escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo de Gomorra.
  • 11 ¿Qué me importa el número de vuestros sacrificios? dice el Señor . Estoy harto de holocaustos de carneros, de grasa de cebones; la sangre de novillos, corderos y machos cabríos no me agrada.
  • 12 Cuando entráis a visitarme y pisáis mis atrios. ¿quién exige algo de vuestras manos?
  • 13 No me traigáis más dones vacíos, más incienso execrable. Novilunios, sábados, asambleas... no aguanto reuniones y crímenes.
  • 14 Vuestras solemnidades y fiestas las detesto; se me han vuelto una carga que no soporto más.
  • 15 Cuando extendéis las manos, cierro los ojos; aunque multipliquéis las plegarias, no os escucharé. Vuestras manos están llenas de sangre.
  • 16 Lavaos, purificaos, apartad de mi vista vuestras malas acciones.
  • 17 Cesad de obrar mal, aprended a obrar bien; buscad el derecho, enderezad al oprimido; defended al huérfano, proteged a la viuda.
  • 18 Entonces, venid, y litigaremos dice el Señor. Aunque sean vuestros pecados como púrpura, blanquearán como nieve; aunque sean rojos como escarlata, quedarán como lana.
  • 19 Si sabéis obedecer, lo sabroso de la tierra comeréis;
  • 20 si rehusáis y os rebeláis, la espada os comerá. Lo ha dicho el Señor.
  • 21 ¡Cómo se ha vuelto una ramera la Villa Fiel! Antes llena de derecho, morada de justicia; ahora de criminales.
  • 22 Tu plata se ha vuelto escoria, tu vino está aguado,
  • 23 tus jefes son bandidos, socios de ladrones: todos amigos de sobornos, en busca de regalos. No defienden al huérfano, no se encargan de la causa de la viuda.
  • 24 Pues bien oráculo del Señor de los ejércitos, Paladín de Israel : tomaré venganza de mis enemigos, satisfacción de mis adversarios.
  • 25 Volveré mi mano contra ti: para limpiarte de escoria en el crisol y apartarte la ganga;
  • 26 te daré jueces como los antiguos, consejeros como los de antaño: entonces te llamarás Ciudad Justa, Villa Fiel.
  • 27 Sión será redimida con el derecho, los repatriados con la justicia.
  • 28 Vendrá la ruina para rebeldes y pecadores juntos, los que abandonan al Señor perecerán.
  • 29 Os avergonzaréis de las encinas que amabais, os sonrojaréis de los jardines que elegíais.
  • 30 Seréis como encina de hojas secas, como jardín sin agua.
  • 31 El poderoso será la estopa, su obra será la chispa: arderán los dos juntos y no habrá quien los apague.


8-9
. Estos versículos se refieren a la invasión de Senaquerib, rey de Asiria, en el 701 a. C. A causa de esta invasión, Jerusalén -"la hija de Sión"- quedó sola en medio de un país devastado.

9. "Señor de los ejércitos": ver nota Sal_24:10 .

11-17. La condenación del culto puramente exterior es un tema constante de la predicación profética. Las prácticas cultuales, sin la justicia y el amor al prójimo, constituyen una verdadera blasfemia. Ver 58. 1 - 1 4; Jer_6:20 ; Jer_7:21-22 ; Jer_11:15 ; Ose_6:6 ; Ose_8:11-13 ; Amo_4:4-5 ; Amo_5:21-27 ; Miq_6:6-8 ; Sal_50:8-15 ; Pro_21:3 , Pro_21:27 ; Ecli. 34. 18 - 35. 15; Mat_5:23-24 .

21. Ver Ose_2:7 ; Jer_2:20-25 ; Eze_16:23-34 .

29. Isaías reprueba los ritos de la fertilidad, heredados de Canaán, que se practicaban en lugares arbolados. Ver 65. 3; 66. 17.

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.