Job  1 (PER)

Salir Inicio
en:
  • 1 Había una vez en el país de Hus un hombre llamado Job: era justo y honrado, religioso y apartado del mal.
  • 2 Tenía siete hijos y tres hijas.
  • 3 Tenía siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas burras y una servidumbre numerosa. Era el más rico entre los hombres de oriente.
  • 4 Sus hijos solían celebrar banquetes, un día en casa de cada uno, e invitaban a sus tres hermanas a comer con ellos.
  • 5 Al terminar esos días de fiesta, Job los hacía venir para purificarlos: madrugaba y ofrecía un holocausto por cada uno, por si habían pecado maldiciendo a Dios en su interior. Esto lo solía hacer Job cada vez.
  • 6 Un día fueron los ángeles y se presentaron al Señor; entre ellos llegó también Satán.
  • 7 El Señor le preguntó: ¿De dónde vienes? Él respondió: De dar vueltas por la tierra.
  • 8 El Señor le dijo: ¿Te has fijado en mi siervo Job? En la tierra no hay otro como él: es un hombre justo y honrado, religioso y apartado del mal.
  • 9 Satán le respondió: ¿Y crees tú que su religión es desinteresada?
  • 10 ¡Si tú mismo lo has cercado y protegido, a él, a su hogar y todo lo suyo! Has bendecido sus trabajos, y sus rebaños se ensanchan por el país.
  • 11 Pero tócalo, daña sus posesiones, y te apuesto a que te maldice en tu cara.
  • 12 El Señor le dijo: Haz lo que quieras con sus cosas, pero a él no lo toques. Y Satán se marchó.
  • 13 Un día que sus hijos e hijas comían y bebían en casa del hermano mayor,
  • 14 llegó un mensajero a casa de Job y le dijo: Estaban los bueyes arando y las burras pastando a su lado,
  • 15 cuando cayeron sobre ellos unos sabeos, apuñalaron a los mozos y se llevaron el ganado. Sólo yo pude escapar para contártelo.
  • 16 No había acabado de hablar, cuando llegó otro y dijo: Ha caído un rayo del cielo que ha quemado y consumido tus ovejas y pastores. Sólo yo pude escapar para contártelo.
  • 17 No había acabado de hablar, cuando llegó otro y dijo: Una banda de caldeos, divididos en tres grupos, se echó sobre los camellos y se los llevó y apuñaló a los mozos. Sólo yo pude escapar para contártelo.
  • 18 No había acabado de hablar, cuando llegó otro y dijo: Estaban tus hijos y tus hijas comiendo y bebiendo en casa del hermano mayor,
  • 19 cuando un huracán cruzó el desierto y embistió por los cuatro costados la casa, que se derrumbó y los mató. Sólo yo pude escapar para contártelo.
  • 20 Entonces Job se levantó, se rasgó el manto, se rapó la cabeza, se echó por tierra
  • 21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré a él. El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó: ¡Bendito sea el Nombre del Señor!
  • 22 A pesar de todo, Job no pecó ni acusó a Dios de desatino.


1.
El "país de Us" se encontraba probablemente al sudeste de Palestina, en los límites de Arabia y Edóm ( Jer_25:20 ; Lam_4:21 ).

"Job" es el nombre de uno de los héroes legendarios citados en Eze_14:14 , Eze_14:20

3. Los "Orientales" eran los nómadas que se desplazaban al este del Jordán y del Mar Muerto.

5. "Los purificaba": se trata de la purificación necesaria para el culto.

6. "El Adversario" en -hebreo "el Satán"- aparece como uno de los "hijos de Dios" o miembros de la corte divina y se caracteriza por su hostilidad hacia los hombres. Por eso pone en duda el desinterés de Job y desafía al Señor para que lo someta a una prueba. Más tarde, tanto en el Judaísmo como en el Nuevo Testamento, aquel término hebreo se empleará como nombre propio del espíritu del mal, que odia al linaje humano y trata de arrastrarlo a la perdición ( Mat_16:23 ). Ver notas Zac_3:1 ; Sal_29:1 .

12. A partir de este momento, el honor de Dios queda en las manos de Job. Si este claudica en medio de la prueba, el Señor habrá perdido la apuesta frente al Adversario.

21. "Desnudo volveré allí": no se trata del vientre materno, sino del seno de la tierra, la madre universal ( Gen_3:19 ).

Comentario

© Julio Fernández

Las traducciones tienen derechos de autor.
No se pueden reproducir totalmente.