Por Edy Rodríguez Morel de la Prada* El católico no es huérfano de principios para guiar decisiones difíciles, que pueden ser – y con frecuencia son – también políticas. Ante alternativas políticas en las que no hay un candidato “aceptable”, viene a nuestro auxilio el principio del mal menor. Se trata de un principio no […]

Leer nota completa en ACI Prensa