1.- Arriesgado el tema. Solo que una cosa ha de estar clara: Maduro no tiene la capacidad para idear y operar una situación de esa magnitud. De hecho, se trata de un reto a aquello que aún llamamos democracia. ¿Quién está detrás de Maduro? Tal es la pregunta que no se ha expuesto públicamente y por lo tanto no se ha pensado respuesta alguna para ella. El hecho venezolano la política hemisférica. La última noticia es de tristeza: ‘El chavismo consuma la instalación de su Constituyente’. ‘La CIDH ha otorgado medidas cautelares de protección para la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, por considerar que su vida e integridad “enfrentan riesgo inminente de daño irreparable’.

2.- Los venezolanos en el exilio han puesto una pequeña editorial en España; ahí, Gisela Kozak Rovero, ha editado un libro cuyo contenido lo forman una serie de relatos cortos de todas las atrocidades e injusticias, carencias y ansiedades de la sociedad venezolana.  “Son episodios acaso menores cuando hay tantos asuntos graves de los que informar. Así que para que los lectores de fuera se hagan una idea de lo que pasa ahí adentro (del alma), la escritora y profesora Gisela Kozak Rovero ha reunido un montón de crónicas de escritores y periodistas en un libro titulado ‘Siete sellos’, con dejos de Apocalipsis.

En el prólogo, Gisela Kozak Rovero reconoce que su selección tiene una “inspiración apocalíptica deliberada”. El libro trata de esos siete sellos —autoritarismo, crimen, hambre, enfermedad, martirio, perversidad y diáspora— y muchos lo descalificarán, sin leerlo, como mera propaganda antichavista. Pero tiene razón la responsable del proyecto cuando dice que “ni la más apasionada defensa de la izquierda puede hacernos perder nuestra dimensión humana, nuestra empatía por el otro”. Es un sentimiento que hace falta cultivar. Y este libro sirve para quienes acepten mirar de cerca un proyecto que, con los años, se ha ido llenando de escombros. (cf. El País. ad loc.).

3.- El caso Tláhuac dispara todas las alarmas; luego de negar rotundamente la existencia de carteles en la CdMx, el hecho nos dice que sí existen y que los políticos, fieles a su sistema, simplemente se atienen a negar los hechos: una vez más, los hechos no existen.

El resumen está hecho. «Cruce acusaciones»: “Escuchaban rumores. Conocían el nombre de El Ojos. Que vendía droga, que los mototaxistas le ayudaban. Pero no pensaron que fuera a llegar a tanto.

Es un argumento parecido al ensayado por la clase política de la capital, con la diferencia de la información que manejaron unas y otros. Desde el operativo de la Armada, el partido de Gobierno en la ciudad, el PRD -la izquierda tradicional- ha criticado al jefe del distrito de Tláhuac, Rigoberto Salgado, por obviar el crecimiento de El Ojos y su banda. Es más, el diputado del PRD en la asamblea local, Iván Texta, decía este lunes que tienen videos de Salgado en una fiesta en Tláhuac, compartiendo con el capo del narcotráfico y su gente.

Salgado se ha defendido y ha culpado al Gobierno de la ciudad. El jueves pasado, sus compañeros salieron a los medios a decir que en los últimos meses había mandado 27 oficios a la alcaldía, informando de los problemas de seguridad de su distrito.

El jueves, los cuadros de Morena en la ciudad defendieron a Salgado. Lo hicieron una semana después de lo ocurrido, señalando la negligencia del Gobierno y apuntado al alcalde, Miguel Ángel Mancera.

Muchos analistas opinan que el caso del cartel de Tláhuac ha abierto la carrera por la jefatura de Gobierno de la ciudad, cuyas elecciones son el año que viene. Los mismos cuadros de Morena han señalado que las críticas a Salgado son un intento de malbaratar sus aspiraciones a gobernar la ciudad. Morena dice que son incluso una estrategia para dificultar el camino de López Obrador a la presidencia.

De momento, las autoridades de la ciudad han explicado que la fiscalía local no investiga a Salgado. Este miércoles, el jefe de distrito comparece ante la asamblea local para dar explicaciones de lo ocurrido. El PRD le pide que renuncie y que le investiguen. Morena que no hagan política a su costa. En medio, ciudadanas como Nadia o la maestra Luna esperan que la guerra no les alcance”.

4.- El siguiente dato lo forma la columna de Sarmiento, ‘Maduro y México’, este jueves. Ahí están datos concretos de ciertos políticos mexicanos y su partido, abiertamente afines a la revolución bolivariana, que apoyan a Maduro y su democrática Constituyente. Ahí puede ver los datos y nombres precisos.

El líder de Morena, poco dado a viajar fuera de México –visitó Estados Unidos tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca para salir en defensa de los migrantes mexicanos-, aprovechó la visita de Chile para homenajear la figura de Salvador Allende: “Fue el más demócrata de los políticos latinoamericanos de nuestro tiempo. Su ejemplo marcó mi vida”, aseguró. (¡!). Recomendó incluir y atender la voz del Vaticano. El viaje concluirá este jueves en Ecuador, firme aliado de la Venezuela de Hugo Chávez –ha pedido que se respete la Asamblea Constituyente- durante la presidencia de Rafael Correa. Estos datos son un coctel, ahí están en los medios; aquí solo los reúno para una reflexión.

5.- Antonio Navalón ha inaugurado en El País una serie de editoriales breves y de viva voz. Uno de ellos me llamó poderosamente la atención. Lo transcribí y lo comparto con usted: “Fidel Castro perdonó a México. Gracias a cómo lo tratamos, no nos puso ni terrorismo ni insurgencia. ¿Qué va a pasar después de la elección de Venezuela, en qué nos va a afectar? En una primera lectura es algo que parece claro. Los narcomilitares tienen una alianza estratégica y natural con nuestros señores de la droga. Pero no se engañen. México no está defendiendo solo los derechos de la democracia venezolana. México está en medio de una guerra, de una gran guerra entre Cuba, ahora Rusia, – ahora en suelo venezolano -, Irán, EEUU y, como no, ahora México, este México de Peña Nieto, que ha decido defender, y eso está muy bien, los derechos de los venezolanos. ¿Va a haber sanciones contra ellos? Claro, pero ya veremos cuáles. Al final, nunca lo olviden, la pelea es por las mayores reservas de petróleo en el mundo. Y a nosotros, a los de aquí, a los de México, lo que nos importa es cómo vamos a empezar a pagar. Se acabó la gracia que nos dio Castro sobre la insurgencia y el terrorismo. Se acabó también la no posibilidad de que los narcomilitares establezcan un gran puente aéreo. Esa es otra de las consecuencias, no de la constituyente de Maduro, sino del nuevo mundo que se va formando, desplazando los escenarios de guerra, y la guerra vuelve a América”.

En efecto, hoy se castiga por Continentes; Europa del Este, Siria, Irán, Irak; África, América Central. ¿Quién sigue?

Creo que México ha llegado al punto del «Vídeant Cónsules»; cuando el Senado Romano advertía un grave peligro que se cernía sobre la república, daban la voz de alarma que significaba el cese del Senado mismo y la transferencia de todos los poderes en un solo hombre, se designaba un dictador el cual, una vez superado el peligro, (la rebelión de Espartaco o la invasión de Aníbal), debía devolver el poder al Senado.

La base de la democracia, como lo vemos en Pericles, eran unos ciudadanos bien informados y, por lo tanto, capaces de intervenir en el debate, que venían a constituir un nuevo actor en el quehacer político, el demos, el pueblo. El 18 ya está encima y nos exigirá el máximo cuidado en las nuevas y cambiantes circunstancias marcadas por interferencias y dependencias. Ya no estamos solos.

 

Leer el artículo en JesúsMaestro