La pregunta: Padre, soy un hombre de 52 años y 26 años de casado con una linda mujer que me quiere mucho y yo a ella también. Hace más de medio año busqué yo por Facebook una novia que quise mucho hace 23 años, y resulta que la encontré. Ella se alegró mucho de que yo la encontrara y así me contó su vida. Ella está casada por la Iglesia y me platica que su actual marido fue también compañero y amigo cuando estudiábamos. Se sintió muy feliz de que yo la haya buscado. Me proporcionó su WhatsApp. Una noche, en pleno sueño, me puse a hablar de ella y mi esposa me despertó preocupada. Fui sincero y le platiqué lo ocurrido. Me di cuenta de que la lastimé en sus sentimientos. Mi duda es si continuar con esa relación de mensajes o si ya no le contesto nada. En estos días mi ex novia me ha llamado por el celular y por Messenger y no he contestado. Ayúdeme por favor padre a cerrar esta puerta que yo abrí. Gracias.

Padre Hayen: Te llamarán orate si decides continuar con esa relación de mensajes que te colocan en el tentadero. Hoy las redes sociales se han convertido en la pesadilla para muchos matrimonios. Son infinidad de parejas que entran en serios conflictos, y hasta separaciones incluso, porque uno de los dos entabló relación con una persona que era una tentación para él. Hay personas en la vida que no se debe de contactar jamás, como por ejemplo una ex novia, o personas con las que hubo contacto sexual en el pasado, o amistades provocativas. ¿Te invita a comer una compañera de trabajo para contarte sus penas? Ni te le arrimes. Recuerda que estás casado y, si abriste esa puerta por imprudencia, ahora ciérrala por prudencia. Puedes bloquearla en tus redes sociales o cambiar de celular. Piensa en todos los años que has invertido en este gran proyecto que es tu familia y tu matrimonio, como para ponerlo en riesgo. Lo mejor es huir de la tentación siempre. Lo que suele iniciar con un simple saludo y un cómo estás, puede terminar convirtiéndose en un incendio de abrasadoras pasiones adúlteras que se vuelven incontrolables. Ello podría arruinarte la vida, la de ella y la de ambas familias. Te aconsejo cambiar de número celular, y utilizar la opción `bloquear´ en tu Facebook para no volver a saber nada de tu ex novia. Ni la estopa entre tizones, ni la mujer entre varones.

Ver en el Blog del Padre Hayen