Dulce huésped del alma

Dulce huésped del alma

La respiración es lo más íntimo y secreto de nosotros. El Espíritu Santo es como la respiración porque está en lo más íntimo de nosotros. Dice Jesús: “El Espíritu está en ustedes y vive en ustedes”. Con razón san Pablo afirmaba que somos templos del Espíritu Santo, y...